nicorisso diseño

Mariana

« volver
 

Un film de Chris Gude
Colombia
2017. 64′ min.

Guión y dirección
Chris Gude

Producción
Felipe Guerrero
Chris Gude

Compañía productora
mutokino

Reparto
Jorge Gaviria, Edward Duigenan, José Acosta, Marcos Maldonado, Yair Mejía

Dirección de Fotografía
Liberman Arango

Sonido Directo
Andrés Acevedo

Diseño de Sonido
Neil Benezra
Francisco Pedemonte

Montaje
Felipe Guerrero
Chris Gude

Contacto
Felipe Guerrero
mutokino@gmail.com

 

 

 

  AficheMarianaWEB.png width=
   

Después de la peculiar MAMBO COOL (2013), Chris Gude vuelve a Colombia para su segunda película. Aunque nos encontramos nuevamente con los personajes singulares – actores de su primer trabajo que, por ejemplo, elevan el acto de fumar a todo un arte – no nos llevan esta vez al corazón urbano de las tinieblas y sus antros, sino, a su propio desconcierto, al aire libre. ¿Y dónde? A la península de la Guajira, frontera desértica con Venezuela. La aproximación de Gude es, sin embargo, la misma: en vez de naturalismo opta por posturas hieráticas y estilizadas, en vez de un flujo de parloteos opta por diálogos proféticos, en vez de movimientos superfluos elige planos fijos, y en vez de los azares de las circunstancias prefiere tener encuadres destinados a perdurar. Himno aristocrático a la insolencia soberana, el film avanza sin proporcionar garantías, sin echar raíces, constantemente permitiendo interrumpirse por momentos de humor. Un plano en movimiento sigue a un personaje hasta abandonarlo, desviándose por derecha para negociar gasolina. De cierta manera todo aquí es autónomo: personajes, escenarios, diálogos, cámara. El rompecabezas inestable que encarna MARIANA no busca de manera alguna completarse a si mismo para delinear algún mapa nacional. Esto sería un truco de magia equivocado, de ese tipo que, como ejemplifica una secuencia, sólo sirve para entretener a los animales. 

After the flamboyant MAMBO COOL (FIDMarseille 2013), Chris Gude heads back to Colombia for his second film. Although we meet again with some quite remarkable character-actors from his first work – those who raise cigarette-smoking into an actual art, for instance – this time around it isn’t through the urban heart of darkness and its bars that they take us, but rather, much to their surprise, out in the wide open. Where, may you ask? Into the Guajira peninsula, a desert area near Venezuela’s border. Yet Gude’s way remains the same: instead of naturalism he opts for stylised and hieratic postures, instead of a flow of cues he opts for cryptic dialogues, instead of superfluous movements he would rather have fixed frames, and instead of the hazards of circumstances he would rather have painting-like frames that are meant to last. Although itself an aristocratic tribute of towering insolence, the film as it unfolds does not garner greater assertiveness, it does not take root, constantly allowing itself to be interrupted by humorous moments. Hence this forward tracking shot following a character before forsaking him and turning right in order to get some petrol. In a way everything is autonomous here: characters, settings, dialogues, camera. And the shaky jigsaw-puzzle that MARIANA embodies does not seek its own completion in order to delineate any form of national map. This would be the wrong type of magic trick, of the kind that only makes animals laugh, as is illustrated in one scene. (Jean-Pierre Rehm)

Premio “Carlos Velo” a Mejor Dirección Competencia Iberoamericana: Chris Gude, director de MARIANA, por la creación de un espacio simbólico y atemporal a través del contraste entre un territorio soñado y el territorio real. (Jurado Festival Cine Internacional Ourense)

Como en su anterior film, MAMBO COOL, Gude apela a arquetipos, a personajes y escenarios fantasmales, para evocar una Colombia de abstracciones políticas, donde el bolero, y el tipo de movimiento que se desprende de él, tiene su lugar. Y también en MAMBO COOL, el actor Jorge Gaviria asume un rol protagónico que va hilando las acciones de los demás personas en este entorno de frontera donde se vive al margen del Estado. Es el que cruza, guía, permite auscultar, tanto en las viejas calles como en los bares donde hay lugar para otro tipo de interrelación, desde la música, más física y colorida. El espacio en relación a los habitantes es el punto de mayor motivación, ya que busca desde la periferia crear la materia de los espacios invisibles, donde el contrabando, el libre tránsito de mercancias, se ha vuelto la única manera de subsistir. Pero la visión de Gude no solo es desde esta sencilla oposición desde el aspecto económico, sino que establece un vínculo más filosófico entre los personajes y el espacio natural y materno, este lugar “mariano”, fronterizo y de vegetación, la zona de la Guajira, que los cobija como en tiempos fundacionales. (Mónica Delgado, Desistfilm)

Con planos largos en los cuales la observación del lugar prima por sobre los demás elementos del relato, MARIANA es un retrato de la Guajira y de sus escenarios, rodeados de una belleza natural pero sumidos en una realidad compleja y hasta por momentos desoladora. Gude deja que el movimiento de la cámara y de sus personajes (a veces con ella, a veces no) hablen más que lo que cualquier diálogo pueda expresar. Observar la circulación económica (representada por el contrabando, por el trabajo informal) muchas veces resulta más representativo para entender la lógica de un lugar, de una nación, que lo que cualquier paisaje o conversación pueda “explicarnos” o representar. (Diego Lerer, Otroscines)

FIDMarseille
Francia
Julio 2017

Festival de Cine Internacional Ourense
España
Octubre 2017
Premio Mejor Director

FIDOCS
Chile
Noviembre 2017

MAR DEL PLATA IFF
Argentina
Noviembre 2017

MARGENES
España
Diciembre 2017

TRANSCINEMA
Peru
Diciembre 2017

NEIGHBORING SCENES
LINCOLN CENTER
USA
Marzo 2018

FRONTEIRA FESTIVAL
Brasil
Abril, 2018